10351682_10202827139670549_580240775612237159_n

Alicia Vazquez Aicardi

10351682_10202827139670549_580240775612237159_nAlicia Vázquez Aicardi, nace en la ciudad de Las Piedras, Canelones, Uruguay en 1955. Concurrió a la Escuela Experimental y de El Dorado, así como al Liceo Manuel Rosé de  dicha ciudad. Desde hace algunos años reside en Montevideo.

Ha participado en diversas publicaciones colectivas y del movimiento cultural, Nuestra Cultura, fundado en la ciudad de Las Piedras a la salida de la dictadura militar.

Fue seleccionada para la publicación Memoria para Armar, (1 y3) en el primero con el único poema que figura en dicha publicación (los demás son relatos testimoniales). También fue seleccionada para publicar en el libro colectivo Letras Uruguayas II, presentado en La Habana Cuba (1999) en el marco del Proyecto Cultural Sur, y su encuentro anual.

Ha realizado diversas presentaciones junto al músico Jorge Araujo, de lectura de poesía y música, así como grabado cd con lectura de sus trabajos y música compuesta especialmente por dicho músico.

En 2007 publica el libro “El sol a la izquierda del cielo”, libro que contiene poesía y relatos breves.

En la actualidad continúa escribiendo, y en estrecho contacto con su ciudad natal, “una ciudad
que me da identidad”, dice.

 

10251950_10203196373421162_630615628791828291_n

Al fin de cuentas país, no es fácil confesarse uruguayo, inventariar nuestros desencuentros/  recorrer la  delgada línea de tu ternura rambla
Es necesario viajar sobre tus olas
arrepentirse de tus llanuras/ volar mas alto de las fortalezas de tus cerros.
No es fácil desprenderse del inevitable candor de tus calles,/
acurrucarse …sustraerse a la invitación del olvido.
La ilusión se vuelve tangible y vacía en tu Cerro …
en la levedad de tu cuerpo la desmemoria se vuelve huella
tambores/ flores quietas.

Alicia/Nov. 06


11880729_10204468853352365_1780262452_n

Montevideo duerme con los pies en el agua,
danza sobre cenizas amuralladas,
sobre el recuerdo de su diáspora.

Se asombra de sus monumentos, disimula
como quien regresa maltrecho de una batalla
y el pudor lo vuelve, callado mármol.

Montevideo se posa sobre la bruma
como quien camina sobre pétalos,
sobre hendiduras.



La poesía es un asunto maldito. 407314_114741095320978_1127990767_n

Una ciudad desbastada, una esquina peligrosa. 
Una ciudad vacía, trasnochada. 
Un embotellamiento, un ciudadano a contramano.


Montevideo duerme con los pies en el agua,
danza sobre cenizas amuralladas,
sobre el recuerdo de su diáspora.

Se asombra de sus monumentos, disimula
como quien regresa maltrecho de una batalla
y el pudor lo vuelve, callado mármol.

Montevideo se posa sobre la bruma
como quien camina sobre pétalos,
sobre hendiduras.